Recent Posts

Archive

Tags

No tags yet.

Elementos claves en una experiencia

Tal como lo muestra la figura (adaptada de Turismo Irlanda), las experiencias consideran algunos elementos claves, entre los que se cuentan, el producto, el servicio y los relatos. Al centro, como resultado de la interacción entre estos elementos, se genera la experiencia. El objetivo es que sea una experiencia memorable. Para que esto ocurra, es necesario que el cliente logre un estado emocional y mental tal que pueda dejarse llevar y vivir el momento plenamente. Es decir, tener una inmersión y fluir en la experiencia. Esto requiere de algunas condiciones previas, como que el lugar donde se va a vivir la experiencia sea seguro, y de alguna manera tematizado.


Así entonces, si sólo se consideran los elementos de la figura, se ve que hay posibilidades de diseñar experiencias en diferentes contextos y lugares. Por ejemplo, un alojamiento puede diseñar la experiencia que tengan los pasajeros en su lugar de hospedaje, agregando un relato al hostal, cuidando la calidad del equipamiento en las habitaciones y en las áreas comunes del hostal, y proveyendo una alta calidad de servicio. También un restaurante puede diseñar la experiencia de los comensales, cuidando el ambiente, la decoración, y el equipamiento del local, así como diseñando un relato, usando productos de alta calidad para elaborar los platos, y ofreciendo una alta calidad de servicio.


Del mismo modo, un tour operador puede ofrecer circuitos turísticos experienciales, que lo diferencien del turismo tradicional, cuidando detalles de la calidad de servicio, el equipamiento, teniendo en cuenta la importancia del guía turístico y sus capacidades, entre otras, de encantar con un relato significativo para los turistas.


Lo interesante es darse cuenta que el diseño de experiencias tiene un amplio rango de aplicaciones, y que es necesario trabajar con los principales elementos que se requieren para generar experiencias memorables.